Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

viernes, 19 de junio de 2020

Gestión de pandemias

1.   Justificación

La actual pandemia provocada por el coronavirus denominado COVID-19, ha puesto en jaque a toda la sanidad mundial, dado que en un tiempo récord se ha visto sobrecargada y superada en cuanto a su capacidad de respuesta.

A pesar de tener el conocimiento de anteriores pandemias históricas, y de saber que en cualquier momento esto podría volver a ocurrir, los gobiernos, nunca pensaron en poner la tecnología al servicio, o más bien, en defensa de la humanidad frente a la expansión de las nuevas que pudieran amenazarnos.

A raíz de la gran cantidad de pérdidas, sobre todo humanas, pero también económicas que está causando la que en estos momentos nos azota, muchas empresas de tecnología, se han puesto manos a obra para crear una App que pueda servir de ayuda en la prevención, localización y seguimiento de los afectados y sus contactos. Otras tan solo dan consejos sobre los medios de protección más eficaces, estadísticas o distribución de los grandes grupos de contagio.

La verdad es que, al menos en España, no se ha puesto en marcha ninguna que sea realmente buena para realizar una gestión eficaz de la misma.

Esto es lo que me ha llevado a diseñar la que ahora les presento, con la dificultad por mi parte para programarla y distribuirla, ya que aunque he realizado mis pinitos en programación Android, no me siento capaz de realizar esta. Además habría que hacerla en los diferentes lenguajes que en la actualidad dominan el universo de los móviles para que realmente fuera fiable. Como más tarde veremos, la eficacia de la misma se basa en el uso masivo de la misma. Lo ideal sería que cada persona llevara consigo un móvil con la App instalada y activada.

2.   Funcionalidad

El funcionamiento de la aplicación sería tan sencilla para el usuario como la mayoría de las App que pululan por el mercado.

Daríamos por sentado que un número de teléfono va unívocamente relacionado con una persona. No sería de aplicación, pues, a los teléfonos de empresa que puedan usar varias personas al mismo tiempo.

Se descargaría en el celular y se instalaría. Tras los permisos oportunos de acceso a activar el Bluetooth, la ubicación y el teléfono, nos pediría el número del documento de identidad correspondiente, que podría ser un NIF, para españoles o un NIE para extranjeros, que guardaría en un fichero oculto en el teléfono.

Con la aplicación activada, de entrada mostraría un círculo verde en la pantalla, se activaría el Bluetooth y ya estaría operativa.

Lo primero que haría, y seguiría haciéndolo de forma regular, sería actualizarse con el fichero de pandemias a vigilar, ya que podrían vigilarse tantas como se necesitara.

El fichero, que podría ser del tipo xlm, contendría:

·         Nombre de la pandemia.

·         Siglas, para mostrarlas dentro del círculo correspondiente.

·         Fecha de activación.

·         Distancia de seguridad.

En cuanto este dispositivo entrara en contacto con otro por medio del Bluetooth, intercambiarían el fichero oculto que contendría:

·        Número de teléfono.

·        Número de identificación fiscal.

Ambos activarían el GPS y establecerían la distancia que les separa, permaneciendo a la espera hasta que la distancia fuera inferior a la establecida para las pandemias.

Si no se produjera el encuentro de ambos dentro de la distancia de peligro, en cuanto los Bluetooth dejaran de detectarse, se eliminarían los ficheros intercambiados.

Pero si se entrara en el círculo de peligro para alguna de las pandemias, ambos emitirían a una base de datos ubicada en el centro de datos encargado de la gestión, una notificación con los datos de ambos:

·        COD: Formado por xxxxxxxxxyyyyyyyyy donde xxxxxxxxx sería el menor de los dos números de teléfono e yyyyyyyyy sería el mayor de los dos números de teléfono.

·        NI1:  Número de identificación del menor teléfono.

·        NI2:  Número de identificación del mayor teléfono.

·        FEC: Fecha en formato aammdd

·        HOR: Hora en formato hh:mm:ss

Con uno de los dos envíos que llegara sería suficiente, pero si llegaran los dos, solo se guardaría el último en llegar, que se sobrescribiría al anterior.

A su recepción en la Central de Datos, se indexarían en un fichero cuyo índice principal sería el COD, único, de modo que el último recibido se guardaría en lugar de alguno anterior que pudiera existir con los mismos teléfonos implicados, aunque fuera de algún día anterior.

Debería existir otro índice inverso que guardara el mismo código pero con los teléfonos en formato yyyyyyyyyxxxxxxxxx, para facilitar las búsquedas, como después veremos.

Cuando los médicos determinaran que una persona ha sido contagiada y está afectada por una de las enfermedades a vigilar, introduciría en otra base de datos, el diagnostico, con el Número de identificación del paciente, la fecha del diagnóstico y la fecha probable del contagio.

Cada nueva entrada en la tabla de contagiados, generaría una búsqueda de su teléfono al que se le remitiría automáticamente su nueva situación, y pasaría a mostrar el círculo de su pantalla en rojo, al mismo tiempo comenzaría la búsqueda de todos los teléfonos que desde los días atrás, establecidos como días de incubación en la pandemia correspondiente, hayan tenido contacto con él.

Las búsquedas las realizaríamos directamente en el fichero principal, cuando el número afectado sea el menor de los dos, e indirectamente en el fichero índice adicional cuando el número afectado sea mayor.

A estos se les remitiría un círculo en amarillo. Vemos que la correlación de colores se corresponde con los de los semáforos que ya nos son familiares.

Al establecer como amarillo a todos los contactos directos, se replicaría la búsqueda para estos y se establecerían nuevos amarillos indirectamente, es decir, por haber estado en contacto con posibles infectados. Y estos generarían nuevas búsquedas, hasta que ya no aparecieran nuevos números indirectamente relacionados con algún contacto posiblemente contagiado.

Cada nuevo contacto con un amarillo, generaría el cambio de color para el contacto automáticamente, incluso el contacto de un amarillo con otro rojo o amarillo, generaría una actualización de la fecha de entrada en el color, ajustándola a la del nuevo contacto.

Evidentemente cuantos más días de latencia tenga la enfermedad, más posibles contagios directos y muchísimos más indirectos habría.

Los diferentes colores, con las siglas de la enfermedad deberían llevar aparejado un enlace a una web, a la que llegaríamos pulsando el círculo, y que nos mostraría las instrucciones a seguir de modo obligatorio o las recomendaciones para cada caso.

Pasados los días de latencia de la enfermedad, sin que los amarillos hayan mostrado síntomas, ni hayan sido diagnosticados como asintomáticos, volverían a pasar a la situación normal con el botón en verde.

Los rojos, solo pasarían a verde en el momento en que las autoridades sanitarias establecieran que ya no padecen la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha sido útil algo de lo que has visto?, si es así, deja tu comentario, en caso contrario dime que esperabas encontrar, quizá cuando vuelvas ya esté. Gracias.

Ni un ciclista más fallecido en accidente de tráfcio

Añada un gadget a su blog

Casi todo lo que se muestra en este blog es susceptible de ser usado en otras páginas o blogs. Si Ud. necesita saber como implementarlo, siga el enlace de este título.

Si no encontró lo que quería, proponga otra búsqueda.